top of page

Granja Porcón: Un modelo ejemplar de Desarrollo Sostenible

La Cooperativa Agraria Atahualpa Jerusalén, más conocida como Granja Porcón, se erige como un paraíso de desarrollo sostenible enclavado en los majestuosos Andes. Con casi cinco décadas de historia, esta comunidad evangélica andina ha cultivado un proyecto ejemplar que fusiona la conservación del medio ambiente con el progreso económico y social.


En sus más de diez mil quinientas hectáreas de terreno, Granja Porcón ha sembrado el futuro con plantaciones de pinos, contribuyendo así al equilibrio ecológico y al hábitat de la vida silvestre local. Pero su visión va más allá: han diversificado sus actividades hacia la apicultura, piscicultura y turismo, convirtiéndose en un destino imperdible para los amantes de la naturaleza y la aventura.



Desde pintorescos paisajes hasta vestigios arqueológicos y una rica herencia cultural, Granja Porcón ofrece una experiencia única para cada visitante. Y es que aquí, el trabajo comunitario y la fe en Dios son los cimientos de su éxito. Este es un lugar donde cada emprendimiento, ya sea la carpintería, la elaboración de productos lácteos o el turismo, es llevado adelante con pasión y compromiso.


La misión de Granja Porcón es clara: trabajar unidos bajo la guía divina para mantener un sistema cooperativo y hacer del proyecto un modelo sostenible. Sueñan con ser reconocidos mundialmente como un ejemplo de éxito económico y social, arraigado en los principios de la Palabra de Dios.


Para quienes buscan una escapada inolvidable, Granja Porcón ofrece una amplia variedad de servicios turísticos, desde hospedaje hasta deportes de aventura, pasando por exquisitos restaurantes que deleitan con productos locales como quesos y lácteos artesanales.



Commentaires


bottom of page