Salud de los ejecutivos: Ejecutivo, una profesión de riesgo


La tarea de un ejecutivo, no ha sido siempre la más cómoda, la presión y la importancia de sus cargos de sus responsabilidades ha ido acumulando el pase para encontrarse con el estrés y otras enfermedades que a simple vista no son importantes, pero que pueden llegar a ser riesgosas. Por ello, en este artículo te contaremos sobre las enfermedades, sus consecuencias y el cómo poder afrontarlas.




De acuerdo a la directora de Medicina Preventiva y Chequeo de la Clínica del Country, en Colombia, entre los males más comunes de los ejecutivos, está la tensión alta, que se relacionada con la hiperlipidemia (colesterol y triglicéridos altos), esto conlleva al estrés y a los problemas de ansiedad, causadas en su mayoría por la ausencia de buenos hábitos, como el ingerir alta comidas en grasas, ausencia de actividad física.


Por otro lado, la especialista en salud ocupacional, María Teresa Espinosa, indicó que, entre una de las enfermedades más comunes de los ejecutivos, son las cardiovasculares que van de la mano con el estrés. Siendo unas de las causas, el consumo excesivo de alcohol y tabaco, por lo que no se extraña ver infartos en edades tempranas, entre los 35 y 40 años.


Mientras que, para el médico internista Carlos Sánchez David, los problemas ejecutivos en cuanto a género, pueden ser diversos, ya que, para el hombre, esto puedo afectar en el estado anímico de la función sexual, la disfunción eréctil por angustia. Mientras que, en el caso de la mujer, esta puede presentar cambios hormonales que pueden alterar su menstruación, así como también alterar su animo a un agresivo.


Carlos Sánchez concluye que las enfermedades más comunes entre los ejecutivos son la hipertensión arterial, diabetes y obesidad, esta última, a consecuencia de la ansiedad, todas relacionadas, para la muestra 75 % de los diabéticos son hipertensos.


En cuanto los cuidados y consejos para acumular el estrés, se recomienda, en primer lugar, en aprender a organizar el manejo de los tiempos, y evitar el destiempo a la hora de comer, que puede conllevar a un grado de tensión, la importancia de comer a tiempo, conlleva a una digestión tranquila. En segundo lugar, es importante inclinarse en la actividad física, o también en tus pasatiempos preferidos.