top of page

Emprendedor peruano: ¿qué beneficios obtendrías al formalizar tu negocio?

Lima, la capital del Perú, se ha convertido en un epicentro de emprendimientos informales, albergando una abrumadora cantidad de negocios que operan fuera de la formalidad legal. Según estadísticas proporcionadas por la Cámara de Comercio de Lima, la situación es alarmante, con un 35.9% de los negocios operando de manera informal en la ciudad. Esta cifra, aunque sorprendente, es solo la punta del iceberg, ya que refleja una tendencia que se observa en todo el país.



¿Qué motiva a tantos emprendedores peruanos a sumergirse en el mundo de la informalidad? Examinar el comportamiento histórico del emprendedor peruano proporciona algunas respuestas reveladoras. Estos individuos son conocidos por ser personas exigentes que abrazan constantemente el arte de la negociación. Son planificadores meticulosos, dispuestos a tomar riesgos calculados y siempre ansiosos por aprender cosas nuevas. Además, tienen la notable capacidad de adaptarse a los cambios del mercado y las circunstancias económicas.

A pesar de estas cualidades emprendedoras innegables, un factor crucial que a menudo pasa desapercibido es la falta de formalización. Muchos emprendedores peruanos, a pesar de su tenacidad y creatividad, operan sus negocios sin estar registrados legalmente. Esto puede ser un obstáculo significativo en su camino hacia el éxito empresarial. Para abordar este problema, es esencial comprender los beneficios que conlleva la formalización desde el principio.

El director de la Escuela de Administración de Empresas y Servicios de la Universidad Le Cordon Bleu, Alberto Guzmán Wilcox, destaca seis ventajas principales que se derivan de la formalización empresarial:

  1. Logras identidad y mayor posicionamiento en el mercado: Cuando te conviertes en una empresa formal, tienes la posibilidad de registrar tu marca en el Indecopi. Esto implica una protección estatal que te otorga un derecho exclusivo de comercialización, impidiendo que otras empresas te copien. Además, esta formalidad genera confianza en tu público objetivo y expande tu base de clientes.

  2. Tienes acceso a financiamiento por parte de entidades bancarias: La formalización empresarial te abre las puertas del mundo financiero. Puedes acceder a créditos y préstamos otorgados por el Estado o por entidades financieras, una opción que generalmente no está disponible para empresas no registradas.

  3. Tienes mayores posibilidades de expansión en el extranjero: Una empresa formal tiene la capacidad de participar en ferias internacionales, representar a negocios extranjeros en el mercado local y vender productos o servicios a grandes compañías o para exportación.

  4. Accedes al crédito fiscal: Al estar formalizado, puedes solicitar facturas al realizar tus compras. Esto te da derecho a deducir el impuesto general a la venta (IGV) en las adquisiciones de bienes, prestaciones de servicios y contratos que cumplan con los requisitos necesarios.

  5. Contribuyes con el desarrollo de Perú: Una empresa formal no solo beneficia a su propietario, sino que también contribuye al crecimiento económico del país. Los impuestos generados por las empresas formalizadas financian obras y proyectos que fomentan el desarrollo del país en su conjunto.

  6. Preparación para el éxito a largo plazo: Al formalizar tu negocio desde el principio, estableces una base sólida para el crecimiento sostenible. Esto te permite acceder al sistema financiero y registrar la marca de tu producto o servicio, dos elementos clave para competir en un mercado en constante evolución.

En resumen, la formalización empresarial es una decisión estratégica que ofrece una serie de ventajas considerables para los emprendedores peruanos. A pesar de las tentaciones de operar en la informalidad, es esencial considerar los beneficios a largo plazo que conlleva estar registrado legalmente. Además, el compromiso con la formalización contribuye no solo al éxito individual, sino también al desarrollo económico del país en su conjunto. Por lo tanto, para aquellos que tengan una idea de negocio y deseen llevarla al siguiente nivel, la formalización debería ser un paso crucial en su viaje emprendedor.

Comentários


bottom of page