El otro lado de la digitalización de los centros escolares: así debe ser la ciberseguridad

La actual situación de pandemia ha acelerado la digitalización de centros educativos pero, ¿qué hay de la ciberseguridad? Una buena política en este ámbito es esencial.


(Fuente: La Sexta)


Ordenadores. Cámaras. Micrófonos. Acción. Parece la lista para el rodaje de una película, pero es, cada vez más, el día a día de miles de centros educativos a lo largo y ancho de todo nuestro país. Irene, por ejemplo, se ha matriculado este año en un Máster de Profesorado y aún no ha tenido una sola clase presencial. Alberto, profesor de Lengua y Literatura en Secundaria, ha tenido que encontrar las formas para enseñar a la mitad de su alumnado que, cada semana, se divide en dos 'grupos burbuja' para no asistir a clase. María José, maestra en Primaria, grabó sus clases mientras estaba confinada por el positivo de un familiar. Y la lista podría ser eterna.


Lo que hace unos años podría ser impensable en el sistema educativo español, ha llegado con fuerza y está logrando que el alumnado saque adelante el curso 'más raro de nuestras vidas', el de la COVID. Y, además, lo están haciendo con nota. Eso sí, en la digitalización de las aulas hay un componente que no puede olvidarse: la ciberseguridad.


"Es crítico que tengamos una buena política de ciberseguridad en todos los ámbitos tecnológicos que tenemos y cómo nos relacionamos tanto el profesorado con los alumnos como con los distintos agentes que intervienen en el proceso educativo", explica José Luis Domínguez Álvarez, Vicepresidente de Telefónica Cybersecurity Tech.


En este punto coincide plenamente con Manuel Ransán Blanco, experto en el Instituto Nacional de Ciberseguridad: "Nosotros recomendamos afrontarlo de una manera integral. Todo pasa por lo que es un plan de ciberseguridad, que no es otra cosa que una estrategia en la que se adoptan o se definen una serie de medidas técnicas, organizativas y legales para que todo el conjunto de la organización esté preparado ante las ciberamenazas".


Porque la ciberseguridad no es ningún capricho: "Cualquier centro educativo, cualquier Consejería de educación a nivel nacional, tiene que garantizar una ley de protección de datos", recuerda Domínguez, que explica cómo desde Telefónica Empresas ofrecen toda la tecnología "para que un centro sea lo más seguro posible, tanto a nivel de comunicaciones, de publicación de contenidos digitales, de acceso a esa información del exterior, de filtrado de contenidos, etc".


La concienciación ante los ciberataques


Desde Telefónica Empresas y el INCIBE ponen el foco en la concienciación: "Todo el mundo tiene que ser consciente de lo que significa un riesgo en el ámbito de la ciberseguridad y cómo tratarlos", incide Domínguez. Así por ejemplo, en el negocio de Telefónica se trabaja con voluntarios en que enseñan al alumnado el uso responsable de la tecnología. "Eso es un ejemplo pero, realmente, eso lo podemos llevar hasta el nivel más extremo de una formación muy avanzada hacia el claustro de profesores de, realmente, cómo son esos riesgos y cómo manejarlos en el aula", matiza este experto.


Porque, claro, las necesidades difieren de un centro a otro y, sobre todo, entre profesorado y alumnado: "Muchas veces el profesorado lo que necesita es estar a la vanguardia de lo que está pasando, de los retos tecnológicos, de cómo usar correctamente la tecnología que tienen a su disposición…" mientras que el alumnado" utiliza la tecnología por defecto desde el momento uno, están acostumbrados a manejarla", por lo que con ellos conviene trabajar otras destrezas: cómo hacer un uso responsable, qué tienen que saber, cómo pueden hacer la información, cómo deben comunicarse, con qué tienen que tener cuidado, etc.