top of page

Editorial | Un país en piloto automático

Por: Héctor Kuga C.


Es evidente que el escenario económico y político que describe en Perú presenta desafíos significativos. La estabilidad económica a nivel nacional no siempre se traduce en mejoras tangibles para la población en general, especialmente cuando se percibe en las calles una contracción de la economía. La incertidumbre política, los bloqueos de carreteras y las manifestaciones populares pueden afectar la confianza de los inversionistas y generar una desaceleración económica.


Si a ello le sumamos el riesgo de país, de bloqueos de carreteras, manifestaciones populares y la falta de capacidad de gestión del Estado y gobierno, se genera una desaceleración de la economía, a la que adicionalmente le tenemos que sumar fenómenos globales como el Niño, que genera más incertidumbre.


¿Cuál es el impacto entonces de la economía en este escenario, donde los grandes inversionistas no arriesgan, se mantienen en espera los megaproyectos y los emprendedores tienen más temor a invertir?


El Estado y el gobierno se mantiene en piloto automático, a ver cuanto pueden soportar la presión de la opinión pública y la calle.


Luego de escuchar las declaraciones de organismos internacionales sobre las tendencias para la economía peruana para el segundo semestre de 2023, que podría estar por debajo del 2%, y revisando las inversiones privadas, no estaría al ritmo de revertir a un crecimiento sostenido mensual.


Actualmente nos encontramos en una contracción de la economía, y lo que se necesita es una mayor participación del Estado en megaproyectos que la active, dentro de este contexto aparece la siguiente pregunta: ¿estamos en piloto automático como las últimas tres décadas o tenemos un piloto con capacidad de gestionar un Estado, activo, productivo e inteligente, que le genere bienestar al pueblo?


Actualmente estamos pasando de un ambiente de pánico a uno de frágil calma y expectativa por futuras marchas y manifestaciones anunciadas.


¿En qué tipo de sociedad queremos vivir los peruanos? En sociedades justas y solidarias.

bottom of page