top of page

Editorial: Tendencias económicas y empresariales 2024

Por Héctor Kuga Carrillo.


Las previsiones económicas y empresariales para el año 2024 indican un periodo desafiante que demandará dedicación, esfuerzo, tiempo, optimismo y supervisión constante. De acuerdo al último informe de la CEPAL de las Naciones Unidas, publicado el 14 de diciembre de 2023, la actividad económica en América Latina y el Caribe se proyecta con un crecimiento moderado, evidenciando una desaceleración en la creación de empleo.



El informe sugiere un crecimiento promedio del 1.9% para la región en el 2024, destacando la heterogeneidad entre los países, con América del Sur proyectando un crecimiento del 1.5%. José Manuel Salazar, secretario ejecutivo de la Comisión Regional de las Naciones Unidas, propone, para superar la trampa del bajo crecimiento, intensificar las políticas de desarrollo productivo en sectores estratégicos, impulsar inversiones públicas y privadas. En el caso de Perú, las perspectivas económicas y empresariales son modestas debido a la contracción derivada de la recesión económica, generando mayormente una disminución en el consumo.


El último reporte del BCR señala que, para el año 2024, los expertos reducen las probabilidades de una recesión fuerte, anticipando una recuperación económica significativa. Diversos analistas económicos proyectan un crecimiento para la economía peruana en un rango del 1 al 3%, con el Dr. Jorge Gonzales Izquierdo, quien estima un crecimiento del 2% para el 2024. Estas proyecciones dependerán del impacto del fenómeno del Niño, del ruido político y de la inestabilidad económica derivada de la recesión, generando incertidumbre que afecta la confianza. Cual debería ser el comportamiento frente a las tendencias y proyecciones económicas, las empresas deben ajustar sus estrategias empresariales y comerciales, especialmente si el mayor impacto se encuentra en el consumo.


No es prudente mantener estrategias convencionales en mercados recesados y contraídos. Como sabemos, las crisis económicas ofrecen oportunidades. Las empresas y ejecutivos, independientemente del impacto del fenómeno del Niño y la inestabilidad económica y política, deben desarrollar estrategias más agresivas. Los especialistas sugieren aplicar acciones de estrategia inversa, incrementando la inversión en promoción y publicidad, lo cual exige mayor creatividad e innovación y por inercia mayores ventas

bottom of page